Share

 

Fobias

 

Se caracterizan por un miedo intenso a un objeto específico, una actividad o situación determinada. Este miedo es extremo – o desproporcionado con el nivel real de peligro - y es una reacción mucho más irracional y excesiva que la mayoría de las personas experimentarían en la misma situación. Las personas que padecen fobias experimentan mucha ansiedad si tienen que enfrentarse a su miedo, y normalmente intentan escapar de la situación. Pueden sentir ansiedad incluso anticipando el tener que enfrentarse al objeto o situación temida.

 

Hay personas con ciertas fobias que no desarrollan ningún síntoma de ansiedad y no afecta su rutina diaria siempre y cuando puedan evitar el objeto o la situación temida. Sin embargo, para otras personas la fobia y la ansiedad que sufren puede llegar a ser tan severa que su calidad de vida se ve afectada de manera significativa.

 

Se han descrito muchos tipos de fobias, entre las más comunes se encuentran: fobia a las arañas, serpientes, perros, gatos; fobia a las tormentas, alturas, túneles, transporte público, viajar en avión, montar en ascensor, fobia a los espacios cerrados (claustrofobia); otras fobias también descritas incluyen tener fobia a la sangre, a las agujas y a los vómitos (emetofobia).