Share

Perfeccionismo

El perfeccionismo consiste en la creencia de que se debe alcanzar la perfección en todo lo que se hace. El perfeccionista suele poner mucha presión y demandas sobre sí mismo para alcanzar objetivos muy elevados, que van asociados a un malestar intenso y sentimientos de ineptitud si éstos no se logran alcanzar. Diversos estudios han concluido que un cierto grado de perfeccionismo es positivo ya que sirve de agente motivador para alcanzar logros y/o realizar actividades de alta calidad. Sin embargo, el perfeccionismo puede llegar a ser problemático cuando afecta de manera negativa tanto la autoestima de la persona como su vida (adicción al trabajo, aislamiento social y/o familiar...).

La persona con tendencia al perfeccionismo problemático suele tener un miedo al fracaso mayor que las personas sin esta tendencia. El perfeccionista no suele estar nunca satisfecho con sus logros, y necesita constantemente probarse a sí mismo. Suelen tener un pensamiento polarizado de todo o nada, de tal manera que un resultado es perfecto o no vale nada. Suele ser una persona con bastante control emocional debido a su miedo a mostrarse vulnerable o a perder el control.

Las personas con tendencia al perfeccionismo problemático pueden ser más vulnerables a sufrir trastornos del estado de ánimo, baja autoestima y/o trastornos de ansiedad.

 

Módulo 1: Perfeccionismo/ Psychology Alcobendas pdf