Share

¿Qué es la psicología y qué hace un psicólogo/a?

 La psicología es el estudio científico de la mente humana y su conducta; se interesa por como pensamos, sentimos, actuamos individualmente y en grupo. La psicología se preocupa por todos los aspectos de nuestra conducta, de nuestros pensamientos, sentimientos y de las motivaciones que hay detrás de nuestro comportamiento.

Un psicólogo o psicóloga, es un profesional especializado en el estudio del comportamiento humano que utiliza un enfoque científico. El psicólogo/a del ámbito clínico trabaja con personas que atraviesan dificultades que alteran su bienestar psicológico y requieren de este especialista para su orientación y ayuda profesional.

El psicólogo/a, apoyado por técnicas y herramientas metodológicas, lleva a cabo una evaluación del problema, un análisis del funcionamiento del mismo y en base a esto, sugiere un plan de tratamiento con el fin de dotar a la persona de herramientas personales y habilidades de afrontamiento efectivas para mejorar su bienestar psicológico y prevenir recaídas futuras.

¿Qué diferencia hay entre un/a psicólogo/a y un/a psiquiatra?

 Ambos profesionales se ocupan del estudio de la salud psicológica y mental. Una de las diferencias entre ambos es la formación recibida. El/la psiquiatra se ha licenciado en Medicina y posteriormente especializado en Psiquiatría. El/la psicólogo/a, por su parte, se ha licenciado en Psicología, especializándose en psicología clínica.

El modelo predominante en psiquiatría es el modelo biológico, donde los factores fisiológicos que actúan a nivel bioquímico en el cerebro son considerados como influyentes en los trastornos mentales y/o psicológicos. El tratamiento derivado de este modelo es el tratamiento farmacológico y solamente los profesionales de la medicina pueden prescribir medicación; los/as psiquiatras también pueden formarse y especializarse en orientaciones psicológicas y realizar tratamientos psicoterapéuticos.

Los/as psicólogos/as, en cambio, no pueden prescribir medicación. Desde la psicología, los problemas psicológicos se conciben dentro de un marco amplio donde el ambiente, la conducta, las cogniciones y el contexto social entre otros, se consideran factores determinantes tanto del origen como del mantenimiento de la mayoría de los trastornos psicológicos. A lo largo del proceso terapéutico, el psicólogo/a se sirve de técnicas psicoterapéuticas, que variarán según la orientación psicológica del psicólogo/a (cognitivo-conductual, psicoanalítica, Gestalt, sistémica...).

¿Es confidencial la información aportada en consulta a un psicólogo/a?

  La mayoría de la información aportada en una terapia psicológica es de carácter personal y sensible por lo que la confidencialidad de la misma es respetada al máximo.

Esta información aportada al psicólogo/a está sujeta a secreto profesional y, por lo tanto, no puede ser divulgada a terceros sin el consentimiento expreso de la persona. Este deber de secreto profesional se extiende a todos los casos excepto en aquellas situaciones que pudieran representar un riesgo muy grave para la misma persona, terceras personas o porque así le fuera ordenado judicialmente.

Para más información, consultar el Código Deontológico del Psicólogo en la página web del Colegio de Psicólogos de Madrid. 

 ¿Tengo que tomar medicación para recuperarme?

En muchas ocasiones una terapia cognitivo conductual es suficiente para producir mejorías significativas y/o superar el problema psicológico que provoca malestar. Sin embargo, a veces, dependiendo del tipo de problema y la gravedad del mismo es aconsejable complementar la terapia psicológica con un tratamiento farmacológico. En ocasiones, el problema por el que se consulta nos deja tan “débiles” que el alivio que puede proporcionar un fármaco lo hace de gran ayuda para poder abordar el problema psicológico en terapia. En todos los casos, siempre será un médico especialista el que realice la valoración y en su caso prescripción de un tratamiento farmacológico.

El profesional médico es el que valorará el tipo de tratamiento, la dosis y duración recomendada. Es fundamental y recomendable consultar con dicho profesional todas las dudas para aclarar posibles miedos y/o mitos que se puedan tener al respecto, como posibles efectos adversos, dependencia al fármaco, miedos que hacen que muchas personas se muestren reacias ante el hecho de tomar medicación.

En cualquier caso, ninguna persona debería verse obligada por un profesional a tomar una medicación con la que puede no estar de acuerdo por diferentes motivos. Siempre será la persona en consulta la que decida si quiere recibir tratamiento farmacológico o no.

 ¿Cómo puedo contribuir durante la terapia a resolver mi problema?

Diversos estudios identifican ciertos factores del paciente que pueden ayudar a un mejor aprovechamiento de una terapia basada en el modelo cognitivo-conductual. Por un lado, se ha encontrado que las personas que aceptan su responsabilidad personal con respecto al cambio (reconocen que son ellas las que tienen que realizar el mayor esfuerzo, con apoyo y guía del psicólogo/a) tienen más posibilidades de realizar cambios positivos con respecto a su problema.

También se ha visto la importancia que la persona entienda y comparta los planteamientos del modelo cognitivo-conductual, de tal manera que identifique ciertos planteamientos cognitivos y maneras de pensar como factores que influyen en sus emociones y maneras de actuar.

Valorar la importancia y utilidad de las tareas entre sesiones, tener una buena implicación en la terapia, tener motivación y optimismo sobre lo que se puede lograr con la terapia son otros aspectos valorados como muy relevantes a la hora de propiciar cambios favorables. Por último, una buena relación terapéutica y de confianza entre psicólogo/a y paciente también se ha identificado como posible factor contribuidor a un mayor beneficio terapéutico.

Hay otros factores que pueden influir en el éxito de una terapia psicológica, como el tipo de problema y gravedad del mismo, factores relacionados con el psicólogo/a... Los factores aquí enumerados solo hacen referencia a variables del paciente; se han incluido en este apartado para proporcionar a las personas que están pensando solicitar ayuda psicológica, información relevante que les ayude a maximizar sus oportunidades de mejora emocional.